6 pasos para viajar y volar barato y no volver a tirar el dinero

CategoríasTIPS

Ahora ya no hay excusas. Se puede debe viajar y volar barato. No queremos gastar por gastar y queremos aprovechar el money. Si ahorramos un poquito en los vuelos (y encima podemos disfrutar una comilona en el país en cuestión gracias a eso), mejor que mejor.

Pero ojo, tienes que tener claras las reglas básicas del viajero, los pasos indispensables para viajar y volar barato y que nunca, nunca más, sientas que tiras el dinero.

¿Papel y boli a mano? ¿Pantallazos modo on? ¡Vamos allá!

  1. Necesitas tener ganas de viajar. Pero morirte de ganas. No poder aguantarte. Querer viajar YA. Pero ya de ya de ya. Pero ganas de las de verdad. Las mismas que tienes de pisar la playa después de 8543765 días de llover sin parar.
  2. Tienes que estar seguro de que tu compañero de viaje está en modo ahorrador. Porque vamos a ver, si quieres volar barato y que el viaje te salga lo más low cost posible, lo mejor es que dejes en casa al amigo obseso de las compras y al fabuloso de turno. “Sorry, pero ya te llamo cuando vayamos de viaje de shopping, tranqui”.
  3. Ha llegado la hora del cerdito. Que sí, que vamos a viajar barato, pero un poquito de dinero suelto nos va a hacer falta. Sí, te toca romper la hucha del cerdito. Verás como todas esas monedas de 1 céntimo que has ido ahorrando pacientemente dan sus frutos ahora 🙂 .
  4. Interioriza eso de que no hace falta dormir en el sofá más comodísimo del mundo. Da igual que vayas al hotel más caro del mundo, tu colchón, el de casa de papá y mamá, es el mejor del mundo. Así que, puestos a quejarnos igual, nos valen unos días en un colchoncito cualquiera. Y si hay que dormir en el sofá algún día, así por ahorrar, pues se aguanta, don´t worry.
  5. Descubre que no hace falta montarse un viaje para cada destino que quieras conocer. Está claro, si juntamos varios destinos en un solo viaje, vamos a ahorrar sí o sí (aunque solo sea porque solo va a haber un viaje de vuelta). Y claro, con eso del interrail en avión, chollazo, te vas de airhopping y ahorras a más no poder. Así sí, volar barato, misión cumplida.
  6. Mantenerte lejos de las tentaciones es tu misión oficial. A ver, tampoco es cuestión de huir de todo, que algún que otro capricho no hace daño a nadie. Peeeeeeeero no te vuelvas loco, a ver si el obseso de las compras vas a ser tú y no aquel al que dejaste en casa y castigaste sin viaje.

Y disfrutar, disfrutar mucho. Y hazte mucho el chulo, que vas a hacer un viajazo por la mitad de la mitad de la mitad de lo que gastarán muchos. Siéntete el piiiiiiiiiiiiiiii amo, porque lo eres.