Qué importa dónde: disfruta del placer de viajar sin destino fijo

CategoríasINSPIRACIÓN VIAJERA

La cuestión importante aquí es viajar. Da igual a dónde. Buscar vuelos sin destino e irnos dónde sea. Al primer destino que aparezca. Al final, si lo que nos mola es viajar, si encontramos un chollazo irrechazable no nos importa viajar sin destino fijo. Que al final lo que importa es moverse, cambiar de lugar, y conocer el mundo entero.

Improvisar mola. No llevar ideas fijas mola. No hacer planes. A lo loco. Vivir el momento.

¿No te lo crees? Pues vamos allá, con la lista de los beneficios mágicos maravillosos increíbles de viajar sin destino fijo Para que te olvides de los planes, de fijar un destino antes de ponerte a buscar.

  1. Aprendes a improvisar: Aunque tuvieses los planes 100% hechos para tu viaje, si descubres el chollazo del siglo en otro destino, improvisar no se hará tan complicado. Coger las cuatro cosas indispensables, meterlas en la maleta y salir pitando de casa para viajar es la mar de sencillo. Don’t worry, si eres de los que siempre tienen que llevar todo perfectamente medido al milímetro, improvisar te vendrá bien. Te darás cuenta de que no es tan difícil, y que a veces salirse del guión solo tiene cosas buenas.
  2. Te sorprendes: Puede que estuvieses convencido de que querías ir a X sitio sí o sí, vale, y que no quisieses ir a ningún otro en ese viaje, vale también. O que el cabezota no fueses tú, sino el amigo pesado de turno. Pero lo más seguro es que el destino no importa tanto. Si has asumido que te toca improvisar y saltarte los planes, estarás por el buen camino para sorprenderte. Y es que en realidad el destino no importa cuando lo que quieres es conocer el mundo de punta a punta, enterito. El orden en el que lo vayas descubriendo es lo de menos. Todas los países/ciudades/pueblecitos/aldeas tienen algo, y sin lugar a dudas el destino que elijas (o que el buscador mágico elija por ti) te sorprenderá, para bien.
  3. Te vuelves más flexible: Vale, yes, en la vida puede que no fueras un improvisador nato y los planes te dominaban, pero ahora que has aprendido, tu vida se volverá mucho más flexible. Te molarán los planes improvisados, te molará cambiar de ideas y que no importe que los planes se tuerzan algo de repente, porque lo más seguro es que cambien para mejor. Aceptarás más la variedad (y es que ahí está el gusto) y no dejarás que la rutina y la planificación te aburran.
  4. Superas tus expectativas: Si no eras de los del plan fijo, y te daba igual desde el principio dónde ir, simplemente querías moverte, entonces seguro segurísimo que el destino en cuestión te enamora y te conquista al máximo. Garantizado 100% que el viaje superará tus expectativas, bien porque las tenías bajísimas al no haber pensado mucho el destino, o bien porque el hecho de ir un poco a lo loco vuelva el viaje mucho más intenso. Al final, cuando te pones a buscar vuelos sin destino fijo pensado de antes, todo el viaje se convertirá en una experiencia diferente y única, desde su preparación.
  5. Ahorras: Si te has decidido a viajar sin destino fijo, entonces el ahorro está asegurado. Basta con adaptarse a los precios de los vuelos en las fechas de tu viaje. Basta con saber dónde encontrar el vuelo top entre los más top. Basta con darse cuenta de que si te dejas llevar y buscas vuelos sin destino fijo, te sobrarán los euros. Bueno, vale, que lo de que te sobrarán igual nos estamos pasando, pero ¿qué me dices si te digo que podrías visitar 2 destinos  por el precio que tú piensas visitar solo uno? JA. JAJA. JAJAJAJA.

PD: Y dirás que por qué estoy contándote hoy esto. Pues espera un poquito más. Pronto. Prontito. Lo sabrás todito. WAIT.