6 razones por las que viajar por el mundo es mi pasión

CategoríasINSPIRACIÓN VIAJERA

Ya está. Ya lo he dicho. Nada puede superarlo. Cuando me preguntan qué motiva mi vida, no tengo dudas. Viajar por el mundo. Viajar por el mundo. Viajar por el mundo. Siempre contesto lo mismo.

Me da igual cómo. Quiero probarlo todo. Cruceros, airhoppings, road trips, interrail, vuelos y más vuelos. Quiero dar la vuelta al mundo, pero no una vez. Quiero girar siempre. Rotar. Cambiar de lugar. Conocer. Conocerlo todo.

Si eres de los míos, de esos locos que tienen el virus de los viajes, me entenderás. Te sentirás identificado con cada una de mis palabras. Sabrás el porqué de viajar por el mundo. El porqué de nuestra (si me permites hablar de nosotros) pasión.

Hay miles, millones, trillones de razones por las que con sólo escuchar la palabra viajar (o cualquier variante de ella) la locura se adueña de mí. Y lo hará de ti, si aún no conoces el placer inmenso de viajar por el mundo.

1. PORQUE DESCUBRES COSAS QUE NADIE MÁS CONOCEviajar por el mundo descubrir

Andar, andar, andar y recorrer el mundo paso a paso es una sensación indescriptible. Y sí, acabas topándote de bruces con pequeños rincones a los que sólo tú has llegado, a los que sólo tú darás una importancia especial. Porque tu recuerdo allí será único.  Y lo mejor de todo, es que todo lo verás con tus propios ojos, sin que nadie te lo cuente. Only you.

2. PORQUE TE SIENTES LIBREsunset-summer-golden-hour-paul-filitchkin

No hay nada como saber que no hay ataduras ni trabas para hacer lo que quieras. Y viajando por el mundo eso lo tienes asegurado. La inmensidad más inmensa está ahí entera para ti, para que explores, descubras, viajes, te muevas. Y nunca pares de sentirte libre.

3. PORQUE NO EXISTE MAYOR PREOCUPACIÓN QUE CONOCERviajar por el mundo conocer

Sin pensar en rutinas, en obligaciones. Cuando viajas, lo único que importa es el lugar que tienes bajo tus pies y explorar cada uno de sus centímetros. Conocerlo todo. TODO. Sin trampa ni cartón, sin nada más importante que el monumento que tienes frente a ti. Tú y el mundo, nada más.

4. PORQUE TE CONOCES MÁS Y MEJOR A TI MISMOviajar por el mundo conocerte

Creces como persona. Sin darte cuenta. Te redescubres en un millón de situaciones nuevas. Aprendes de ti. Y contigo. Disfrutas conociéndote cada día más. Lejos del día a día, exploras facetas que nunca antes habías siquiera pensado. Y te gustas, cambias y te moldeas a tu antojo. Así que no sólo conoces sitios al viajar por el mundo, también te conoces a ti.

5. PORQUE VIAJAR POR EL MUNDO ABRE TU MENTEviajar por el mundo abrir la mente

Darse cuenta que lo propio y lo conocido no es lo mejor es una lección que todos, antes o después, deberíamos conocer. Hay infinidad de culturas, de colores, de ritos, de tradiciones. Y al viajar por el mundo descubres que todas son igual de válidas

6. PORQUE APRENDES, APRENDES Y VUELVES A APRENDERviajar por el mundo aprender

Y no dejas de hacerlo. Nunca. Viajas por el mundo. Sumas experiencias. Sumas aprendizajes. Vuelves. Y vuelta a empezar. Siempre aprendiendo, a medida que avanzas y conoces más y más el mundo. Cada viaje es parte del camino, y quieres recorrerlo todo.

¿Viajar por el mundo es también tu pasión?

¡Reserva ya tu airhopping y no dejes de moverte!