Aventura de hermanas por Europa | El airhopping de Ana, Mamen y Nieves

CategoríasAirhoppers por el mundo

¡Hola! Somos 3 hermanas: Ana, Mamen y Nieves. Nos queríamos ir de vacaciones, y empezamos buscando ofertas de vuelos low-cost para viajar a diferentes sitios, pero las combinaciones eran un tanto caras.

De repente, en Facebook, encontramos un vídeo de una conferencia de emprendedores, en la que unos chicos hablaban de la posibilidad de hacer un viaje por Europa, en interrail, pero esta vez no en tren, sino en avión… Así que dijimos: ¡vamos a ver de qué va esto! Y así empezó nuestro viaje con Airhopping.

Seleccionamos cuatro destinos: Berlín, Copenhague, Ámsterdam y Oporto.

Somos de Alicante, pero decidimos empezar nuestro viaje desde Madrid. Además allí tenemos otra hermana; que no se pudo venir, con lo que era la excusa perfecta para ir a verla y pasar el día con ella antes de nuestro mes de vacaciones.

A la mañana siguiente estábamos volando a Berlín, íbamos a pasar diez días allí, así que decidimos visitar otra ciudad más: Praga. Cogimos un autobús muy económico y en cinco horas estuvimos allí.

Praga es una ciudad maravillosa, con mucha historia, con uno de los castillos más grandes del mundo (que hay que visitar, tanto para verlo como para ver las vistas que ofrece de la ciudad). Además tiene un reloj muy peculiar en una plaza preciosa, un muro “revolucionario” llamado el muro de John Lennon y muchas cosas más que hay que visitar.

praga airhopping nieves ana mamen
Este es el famoso muro de John Lenon

En Praga estuvimos cuatro días, el último día queríamos alargar nuestra estancia allí, para visitar un pueblo, el cual dicen que es de cuento, pero tendrá que esperar, puesto que…

…Nuestro siguiente destino necesita días para verlo, y nos faltaron: Berlín

Conforme llegas a Berlín, depende donde te muevas te puede impactar mucho, puedes sentir en su ambiente el frío y calor de la gente por todo lo vivido, lo cual debería de ser entendido por aquellos que vamos a visitarla.berlin

En ella hay muchos parques y rincones culturales que visitar, museos preciosos y calles que son monumentos a los que ir, y edificios que observar por sus contrastes. Personalmente (Nieves escribiendo!) al principio no entendía por qué gustaba tanto, pero conforme pasaron los días, me iba (y nos iba) gustando más. Berlín es especial, en mi opinión una ciudad que para verla bien necesitas más de una semana allí, y además te encantará.berlin reichstag nieves ana mamen

Después de Berlín, de la que tampoco nos queríamos ir porque le cogimos el “gustillo”, nuestro siguiente destino era Copenhague. 

¡Nos vamos a Copenhague!

Nada más llegar al aeropuerto de Copenhague (un aeropuerto impoluto, muy seguro y con personal muy eficiente), puedes notar cómo les gusta a los daneses el orden y el diseño.

Es una ciudad pequeña, impecable en todo y muy bonita.

En ella puedes alquilar una bici y recorrerla tranquilamente, coger un barco y pasear por sus canales, así como pasear por una calle llena de galerías de arte y entrar en alguna de ellas. Y también observar las cafeterías y tiendas decoradas con mucho gusto.airhopping copenhague ana mamen nieves

Si ponemos algún pero, ese sería que es una ciudad cara, pero merece mucho la pena ir a verla, de hecho por aquí decimos que volveremos.

Nuestro siguiente destino fue Ámsterdam

Ámsterdam es una ciudad que, por lo general, se relaciona con el Barrio Rojo y con los “coffee-shops”, pero a parte de eso tiene mucho más. thumb_dsc04807_1024

Para visitar la ciudad, recomendamos ir andando, ya que puedes ver todas las tiendas y cafeterías pequeñitas, muy coquetas y con mucho gusto en muchas de sus calles; casas similares y preciosas con grandes cristaleras, en las que sus inquilinos sacan fuera banquitos o mesitas y toman un café, té o simplemente conversan como si de un pueblo se tratara.

Si el tiempo acompaña, puedes coger una bici e ir a Vondelpark  y pasear por sus canales, coger el ferry (gratis) e ir al otro lado para ver las vistas de la ciudad desde un local (contenedores) llamado Pleck, y ver si en alguno de los canales organizan algún concierto e ir a alguno de los museos que la ciudad tiene, entre otras cosas.

De Ámsterdam, personalmente me gustó mucho su ambiente, muy amables y serviciales, el ir y venir de las bicicletas, al igual que en Copenhague. Sin embargo, en Ámsterdam pude notar más “vidilla”. ¡Nos encantó!

Para finalizar nuestras vacaciones terminamos en: Oporto

Oporto es una ciudad preciosa que te gusta o no te gusta, es bohemia, con edificios de hace años que parece que se vayan a caer, la amabilidad de los portugueses, los cuales no tienen prisas, haciéndote disfrutar de la vida.

En Oporto has de probar la gastronomía que tienen, muy rica, sentarte en el río y tomar un vinito viendo el atardecer, ver la impresionante biblioteca Lello, ir a alguna de las bodegas que hay, coger un barquito por el Duero…

airhopping interrail avion mamen ana nieves

Para terminar, decir que hicimos un superviajazo, nos lo pasamos en grande y además nos salió muy barato todo!! (Como hemos dicho al principio lo pudimos hacer gracias a Airhopping, no tuvimos ningún problema con los vuelos, tampoco con los horarios de los mismos, fue GENIAL. ¡Muchas gracias chicos y seguir así!)

Ana, Mamen y Nieves.